Envío Gratis por compras sobre $35.000 / Todo Chile

0

Tu carrito está vacío

Hemos creído largamente que es la salud, la riqueza, el éxito, lo que nos hace felices. Pensamos en la felicidad como una meta que se tiene que alcanzar en nuestra vida, como el resultado de distintos factores que nos preocupamos por conseguir.

Para Shawn Achor, psicólogo de Harvard y autor del libro "La ventaja de la felicidad", tras décadas estudiando el tema luego de analizar cientos de estudios y casos llegó a una conclusión:

"El éxito no nos hace felices; es la felicidad la que conduce al éxito"

Y lo coloca en cifras: sólo el 10% de la felicidad, cuenta, está dada por factores, como la pobreza, la riqueza, la salud o la enfermedad. Para él, al observar a la gente, fácilmente se puede ver la misma fórmula: si trabajas duro serás exitoso y cuando seas exitoso serás feliz. 

" La gente vive pensando "si hago esto seré feliz" , "si subo las notas seré feliz", "si bajo de peso seré feliz": primero el éxito, después la felicidad. Pero esta fórmula está rota. Está al revés",  dice. Cuando se consigue una meta, rápidamente aparecen otras y la felicidad se pospone hasta encontrar una conformidad que, probablemente, no existe.                                                                                                                                                                                                                             “La felicidad no es una consecuencia, es una causa. No logramos objetivos para ser felices; somos felices y por ello logramos nuestros objetivos”, explica en una de sus charlas TED.                                                                                                                                                                                                                                                                     

Luego de más de 12 años de investigación en Harvard, Achor descubrió que la felicidad conduce y aumenta el éxito y que, más que ser una condición natural, la felicidad se aprende

¿Se puede ser más optimista?

Ser feliz afecta directamente nuestro desempeño. "El cerebro positivo es 31% más productivo que si está negativo o bajo presión.

Si encontramos una manera de volvernos positivos en el presente lograremos aún mayores éxitos al poder trabajar más duro, más rápido y con más inteligencia" comenta el psicólogo. 

Y eso no es todo, las investigaciones de Achor también llegan a otra conclusión:  

                                      La felicidad es una forma de vida que se aprende y se ejercita.

¿Quieres aprender a ejercitar la felicidad? 

Aquí te enseñamos como lograrlo 

 Fuente: La Tercera 

 


Suscríbete