Despacho Gratis por compras sobre $35.000
0

Tu carrito está vacío

por Equipo BuildLove diciembre 13, 2016

Un estudio llevado a cabo por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez en conjunto con el Instituto del Bienestar dio a conocer las cifras de felicidad de las personas dentro de las organizaciones.

La felicidad depende de la motivación y la relación con los jefes, compañeros empresa. Lo que afecta directamente con los resultados que obtiene la empresa. Estas son algunas de las conclusiones contenidas en Índice Nacional de Felicidad Organizacional, el primer estudio científico sobre el tema que fue elaborado por la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibañez (UAI) y el Instituto del Bienestar (IBE).

La investigación liderada por Wenceslao Unanue, economista y Director reunió en total 1.428 personas pertenecientes a diferentes sectores productivos en distintas regiones que fueron encuestados en este estudio que se realizó online y de forma voluntaria.

El estudio reveló que variables como el estrés, la rotación laboral y el ausentismo afectan negativamente a las utilidades de las empresas, mientras que la confianza, la ciudadanía organizacional, el involucramiento y la productividad inciden en ella positivamente.

Según Wenceslao, no existe una medición en las empresas para que puedan constatar la felicidad dentro del trabajo. “Efectivamente lograremos un cambio a futuro en las organizaciones y sus trabajadores”, afirma.

 Y es que a través de este estudio quedó demostrado que es necesario que las empresas se preocupen por el bienestar de sus trabajadores, según Unanue “ si se logra que las empresas se preocupen por sus trabajadores, estos serán trabajadores más felices, tendrán una mejor salud y contribuirán positivamente a la empresa, por lo que será un proceso que conllevará a un cambio positivo”.

Además de concluir en la imposibilidad de separar la felicidad laboral de la felicidad de la vida, tildando este tema como “un deber moral”.

Realidad en Chile

Según los resultados entregados por este estudio, los hombres demostraron ser más felices en el trabajo con un 7,3%, en comparación con las mujeres que obtuvieron sólo un 3,9%.

Al respecto, este 7,3% de felicidad masculina se explicaría según el estudio por diversos factores dentro del trabajo siendo uno de ellos la diferencia salarial que existe entre mujeres y hombres, en donde son ellos quienes ganan mucho más que sus pares femeninos y tienen más posibilidades de desarrollo y de llegar a cargos directivos, además de descansar en la capacidad de sus parejas femeninas para sobrellevar la responsabilidad de familia y trabajo.


Sorpresa generó el estudio al cruzar los datos con respecto al  estado civil de las personas divorciadas que dicen sentirse por lo lejos mejor. En tanto solteros y viudos son quienes presentan menores niveles de felicidad.

Otro punto a considerar en el índice de Felicidad Organizacional, respecto al nivel de ingresos versus al nivel de felicidad, se constata que quienes tienen ingresos sobre por sobre los 2 millones afirman sentirse felices, pero a medida que van subiendo los sueldos su efecto es cada vez menos importante. Lo mismo ocurre al analizar los datos por ingreso familiar. Lo que indica que el salario no es una variable determinante del compromiso, y por lo tanto, del bienestar o la felicidad  con el trabajo.


El estudio también analizó cómo los diferentes sectores productivos enfrentan el tema, quienes trabajan en "servicios sociales y de salud" son quienes se encuentran más felices, al contrario de quienes trabajan en hotelería, transporte y comunicaciones, pero en especial quienes cumplen labores administrativas en esos rubros. Es probable, comentan los autores del estudio, que la mayor felicidad de los primeros se relacione con la percepción de un mayor sentido de vida y trascendencia en sus labores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

Equipo BuildLove
Equipo BuildLove


SUSCRÍBETE

Regístrate gratis para obtener lo último en ventas, nuevos lanzamientos y más…